¡Acepto!

17 11 2009

Cada vez que un año inicia, pongo muchas esperanzas en el, en lo que lograré o lo que me seguirá faltando. Este 2009 nunca pensé que fuera a ser tan intenso, peligroso, alegre, emocionante, conflictivo, triste y duro.

Ahora, ya cerca del fin de año, me doy cuenta que en unos meses la vida puede dar un giro de 360 grados.

En el mes de octubre, enfrenté un recorte de personal dentro del Instituto donde aun laboro (thank god!), aunque la situación no se define por completo, me he sentido más tranquila y más optimista de lo que puede pasar si el día de mañana me dan las gracias.

Moraleja:  debemos tener un plan B por si las cosas se salen de control para que los compromisos bancarios no nos tomen por sorpresa.

Al mismo tiempo mi vida personal iba a cambiar como nunca.  Poso me propuso irnos a vivir juntos. Realmente yo estaba indecisa, tengo 1 año y 8 meses de haber regresado a vivir con mis papás y no quería dejarlos tan pronto. De pronto me di cuenta que si no era ahora, no lo haría próximamente y mi relación con Poso podía convertirse en un noviazgo eteeernoooo…

Así que decidí dejar los sentimentalismos de lado y embarcarme en esta nueva aventura… los primeros notificados: su familia.

Les dio mucho gusto la decisión aunque no faltaron las lágrimas del adiós de casa y los sentimientos encontrados. La verdad fueron de gran apoyo con sus buenos deseos y por qué negarlo, también con su apoyo económico el cual, Poso y yo, agradecemos  infinitamente.

Mi familia fue la segunda en saberlo, primero pensé que no sería muy fácil para ellos, pero para mi sorpresa fue algo mágico, tenía mucho tiempo que no los veía tan contentos. Me dieron su apoyo incondicional y sus mejores deseos.

Debo decir que de ambas partes salió el cuestionamiento temido: ¿Y por qué no se casan?

Ambos nos negamos a esa posibilidad por que decidimos que así que como estábamos era perfecto.

El Poso empezó la compra de electrodomésticos para el nuevo hogar y yo pensando en una fiesta de cumpleaños donde pudiera anunciarle a mi familia completa que los Posos unirían sus vidas en una moderna unión libre.

No se por qué, pero se me ocurrió la idea de una mesa de regalos donde mis familiares en lugar de regalarme algo por mi cumple, me regalaran algo para el depto. El Poso me acompañó a una famosa tienda departamental e iniciamos el proceso.

Todo iba excelente, nos comunicaban que nos darían el 10% de las compras hechas por los invitados en un monedero electrónico, nos hicieron entrega de una despensa y una maleta para la luna de miel, el servicio de mesa de regalos era gratis y muy eficiente, sólo que no leímos las letras chiquitas que decían: Al cierre de su evento debe presentarse copia del acta de matrimonio por el civil o por la iglesia…

Ups!, si queríamos los puntos acumulados tendríamos que casarnos… El Poso ya me lo había propuesto pero yo le decía que no, por que no le veía el caso si así estábamos bien. Después de una plática con mis papás me di cuenta que no perdía nada dando el “sí” ante un registro civil, que si el Poso era el hombre de mi vida, nada estaba perdido, así que decidí dar el sí.

No cabe duda que cuando algo es de dos, es más fácil manejarlo, pero conforme lo saben más personas, el asunto se va transformando hasta que queda fuera de tus manos.

No es que a estas alturas nos quejemos, pero nunca pensé que una simple unión fuera a causar tal revuelo.

Sigo cuestionando la idea de invertir dinero en una fiesta de boda cuando no se tiene el necesario para empezar una vida en común. ¿Por qué lo harán?, no lo se… Será que cuando finaliza la fiesta los compromisos financieros desaparecen por arte de magia o se sacaron la lotería y eso les permite vivir el resto de su vidas sin preocupaciones de dinero???

En el caso del Poso y yo, nos decidimos por no tener fiesta de boda, pensamos que es más importante tener un lindo hogar con todo lo necesario para vivir y estar a gusto. Eso causó molestias, caras tristes, peleas y demás reacciones dentro de la familia.

Aun dentro de mis amigos veo las bodas como algo emocionante, a mi no me emociona tanto… creo que mi verdadera ilusión está en vivir con el Poso, despertarnos juntos, comer juntos, pelear, sacar el perro a pasear, hacer el súper juntos y convivir en nuestro espacio sin que nadie nos diga que hacer y qué no hacer.

¿Será que soy muy básica o poco romántica? Díganmelo ustedes…

A casi dos meses del anuncio, seguimos vivos y enamorados, sin menos estrés y más felices. Tenemos los atuendos comprados para el enlace civil, la fiesta por cumple contratada, la mesa de regalos funcionando y nuestras familias apoyándonos en todo momento.

¡Eso sí que es felicidad!

Continuará…

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: