010110

12 01 2010

¿Número binario en este blog? pues no, aunque así lo parece. Esta es la fecha exacta en que mi nueva vida comenzó. Fue el día en que el Poso y yo nos mudamos a nuestro nido de amor.

El 31 de diciembre del 2009 marcó el fin de nuestra vida como la conocíamos. Dejamos padres, casa y mascotas para iniciar nuestro prometedor 2010. Debo decir que esa noche tuvo tintes de tristeza, melancolía pero también de ansiedad y mucha felicidad.

El 2009 terminó de una manera muy agitada, la mudanza se complicó un poco y por tantito posponíamos la fecha designada. Afortunadamente lo logramos y aunque no estamos al 100 por ciento con nuestras cosas, ya tenemos la mayor parte en nuestra casa.

La dinámica ha sido excelente y ha traído sorpresas. Hemos sacado perros al parque, el Poso ha conocido la parte histérica que vive en mi cuando hago labores del hogar y él se ha desempeñado como un buen anfitrión y mi mano derecha.

En muchas cosas coincidimos, en otras no tanto, pero nada grave como para pelearnos a muerte. La familia ha asistido con gusto a conocer nuestro departamento y les ha agradado lo que hemos hecho con él.

Aun no armamos la fiesta de inauguración para los amigos pero yo espero que a finales de mes estemos completos para recibirlos.

Nos esperan noches intensas de Rock Band, Guitar Hero, películas, juegos de mesa, muchas conversaciones, días enteros de luchas, batallas libradas, algunas discusiones, llamadas telefónicas de amigos y familia, reuniones, molestias con vecinos, platillos “exóticos” que preparar y probar y mucho amor por compartir.

Sí, lo se, ya me puse cursi, pero si no lo plasmo aquí entonces, ¿dónde?…

Y por si te lo preguntas, ¿cómo nos fue con la boda? te diré que fue exitosa y bonita, sólo registro civil, personas muuuuy allegadas y una rica comida en un restaurant de coyoacán muy nice. Con eso me sentí una mujer realizada y completa.

He dicho.





La burbuja Beatle

10 09 2009

Beatles

El día de ayer me disponía a escribir acerca del chico del Spiritello, un socio-dueño-mesero-hostess o lo que sea a lo que se dedique, de un restaurante italiano al que me invitó el Poso a comer  y mi reacción al verlo tan guapo.

Poso estaba atento a mis acciones pero obvio después de tanto tiempo y tantas cosas, me debe una que otra… (aun no olvido a las animadoras de Huatulco, mmmm….)

Pero ayer fue un día realmente especial, tal vez unos piensen que me emociono pero un 09/09/09 no puede pasar desapercibido y menos cuando se pone a la venta la discografía remasterizada de la mejor banda de todos los tiempos, The Beatles, además del videojuego para el Rock Band.

En una estación de radio mexicana, Reactor 105.7 fm, establecieron el día Beatle, desde las 6 am hasta las 10 pm programaron rolas de los Beatles, combinadas con covers, rarezas y demás.

Estuve pegada a la radio todo el día y realmente disfruté de los diferentes programas. Algunos acontecimientos nacionales quisieron distraer mi atención de tan alegre día pero no lo lograron, por eso lo nombre “La Burbuja Beatle”.

La música de los Beatles me ha acompañado toda mi vida, si me lo preguntan creo que está en las venas (es muy Aguilera el asunto) y espero que, si algun día tengo hijos, ellos también aprendan a valorar las melodias que John, George, Paul y Ringo nos dejaron.

Escuchar Helter Skelter y darme cuenta que era el inicio del metal o Eleanor Rigby la incursión de orquesta a la música cotidiana es maravilloso. Rompieron esquemas y establecieron propuestas que más tarde se conviertieron en la base de muchas de las canciones que existen en la actualidad.

Por eso la música de los Beatles seguirá por muchas generaciones, siempre habrá quien apenas la esté descubriendo, como el Poso, que obvio no es su culpa, nadie a su alrededor le mostró esas grandiosas melodías.

Rematando el día Poso y yo nos dispusimos a jugar el tan mencionado y deseado Rock Band de los Beatles. Visualmente es una hermosura, tiene detalles muy padres para los fans como fotografías y audios que podrás obtener como premios pasando con buenos resultados las canciones.

Me temo que pronto terminaré de jugarlo, es adictivo, por ello ya me estoy preparando para la siguiente compra que saldrá el 20 de Octubre, todas las rolas del Abbey Road, me temo que el madrazo económico estará fuerte pero los Beatles lo valen.

Ahora que, ya encontré la rola con la que quiero que me despidan el día que me muera: In My Life…